PP dice que el PSOE «es un refugio de políticos imputados»

REGIÓN

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Joaquín Segado, ha advertido que el secretario general de los socialistas murcianos, Diego Conesa, "está acorralado por la justicia y por sus fracasos políticos", por lo que se ha preguntado qué piensa hacer el PSOE, tras conocerse que la Fiscalía ha abierto diligencias contra Conesa por un presunto delito de "prevaricación urbanística continuada y falsedad documental" en su etapa de alcalde de Alhama.

Segado, que ha comparecido en rueda de prensa este viernes acompañado de la portavoz regional del partido, Miriam Guardiola; y la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alhama de Murcia, María Cánovas, ha cuestionado si el PSOE «seguirá haciendo más grande la bola de corrupción en su partido y continuará sumando imputaciones judiciales sin que pase nada».

Y es que, ha destacado, el PSOE, «con toda su cúpula imputada» y «promotor» de una moción de censura, «se ha convertido en un refugio de políticos imputados y en una vergüenza nacional para ese partido», por lo que «cuántas mociones de censura merecerían entonces estos dirigentes socialistas».

La denuncia la presentó el PP al entender que se trata de un expediente «plagado de irregularidades, lleno de anomalías, del que se desprende un claro tráfico de influencias».

En concreto, se trata de un expediente urbanístico, ha explicado Segado, de «un suelo ocupado por naves de uso industrial y la modificación a un uso comercial, funcionando en la actualidad en dicha parcela un supermercado y un bazar chino».

Entienden los ‘populares’ que «a pesar de que el PSOE diga que es mentira», Conesa «está siendo investigado por un presunto delito de prevaricación urbanística, que se suma a su condición de investigado en la causa judicial abierta en el juzgado de Totana por otro presunto delito de prevaricación por guardar en un cajón una multa de su socio para gobernar».

«Éste es el partido que quiere dar lecciones de ejemplaridad al PP», ha ironizado Segado, quien pone de manifiesto que del expediente urbanístico se desprenden «varias irregularidades».

Puntualiza que «se autoriza un uso comercial en una nave de 4.179 m2 cuando los técnicos informan de que el máximo permitido es de 1.200 m2, es decir, se autoriza un uso comercial en una nave que triplica el máximo permitido; se transforma la nave en espacio comercial sin modificar el plan parcial y sin ejecutar la zona verde que formaba parte de la parcela».

Tampoco «se retira ni se trata, como exige la ley, la cubierta de fibrocemento existente, que a día de hoy sigue puesta, ignorándose el riesgo que supone, ya que está igual que cuando se construyó en 1980 a pesar de las continuas advertencias de los técnicos municipales del Ayuntamiento».

Según ha resaltado Segado, «no consta ni que Conesa ni que el concejal de Urbanismo hicieran nada para exigir acabar con el riesgo que supone el amianto».

Considera entonces que Conesa «tendría que explicar cómo es posible que en la tramitación de un expediente, en un mismo día, se emita un informe técnico, se dicte un decreto por parte del concejal y la promotora alegue sobre el informe técnico emitido ese mismo día, porque todo parece indicar que podría ser constitutivo de un delito de tráfico de influencias».

«Por orden de los técnicos, se solicitó la suspensión de la actividad al incumplirse condiciones de la licencia, pero el concejal de Urbanismo suspendió esa orden y permitió que la actividad continuara, además de que el Consistorio de Alhama legalizó las obras y el informe técnico se refiere a unas obras de modificación que no son las que hablan el informe jurídico», ha indicado.

Llama la atención, según el PP, que en todo el expediente administrativo «no aparece acreditado quién es el propietario de la nave, se habla siempre del que solicita la licencia, y quizá sea porque los dueños de la nave son conocidos por su parentesco con la familia de Conesa».

Y lamenta que después de todo se estableciera la sanción «mínima, que marca la ley, después de todas las irregularidades». Por todo ello, exige a Conesa que «no intente tapar sus corruptelas atacando a los medios de comunicación, que deje que los periodistas trabajen en libertad», añadiendo que el PSOE «está en la deriva del insulto y la descalificación».

Ha instado al PSOE a que «dejen de ensuciar la política regional, que dejen de utilizar las instituciones en defensa propia, porque desde cuándo sale un ayuntamiento en defensa de político que ya no está en ese consistorio como hizo ayer Alhama».

«No perseguimos a nadie», ha dicho Segado, quien advierte que el asunto de la multa «es solo la punta del iceberg de su gestión como alcalde, plagada de irregularidades y chanchullos».

Por su parte, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alhama de Murcia, María Cánovas, considera que movimientos como estos «manchan el buen nombre del municipio y no vamos a permitir que estos abusos de poder se guarden en un cajón».